Carreró de Muggles abrió hace pocos meses para convertirse en la única tienda de España especializada en el universo de Harry Potter.

Si aún sigues esperando la carta de Hogwarts porque crees que el SEPRONA metió a tu lechuza en una reserva natural, apunta. A pocos pasos de Las Ramblas, en el carrer de la Portaferrissa 22que bien podría ser el callejón Diagon, tienes algo que te puede interesar. No, no son las Reliquias de la Muerte. Se trata de Carreró de Muggles. Es decir, la primera tienda especializada en el universo de Harry Potter que hay en el país.

Sí, has leído bien: juramos solemnemente que esto no es una travesura. En Carreró de Muggles, en las Galerías Maldá, puedes encontrar todo lo que un fan de la saga necesita para ser feliz. No te esperes la cámara de Gringotts de el niño que vivió. El establecimiento es pequeño pero con todo lujo de merchandising. Aquí puedes encontrar una amplia variedad de varitas, túnicas, grageas Bertie Bott, ropa de las cuatro casas, figuritas… Menos horrocruxes, hay de todo.

El fenómeno Harry Potter es imparable, especialmente en Barcelona. Si Carreró de Muggles te ha sabido a poco, tienes el Pudding Bar (Diagonal 515). Esta cafetería inspirada en la saga de J.K Rowling bien podría ser la sala común de Gryffindor. Es amplia, acogedora y con un montón de libros interesantes que leer.

Si aún no es suficiente, tenemos una selección de bares curiosos  por La Rambla, Barrio Gótico y el Raval que seguro que te alivian el hype. Es más, a quince minutos andando del paseo más emblemático de Barcelona está lo que se conoce como el Triángulo Friki de Barcelona. Por opciones, tantas como Llaves voladoras custodian la Piedra Filosofal.