Entender la historia de La Rambla es comprender la evolución de Barcelona, una ciudad con mucho que contar.

La historia de La Rambla cuenta de primera mano los hechos más importantes que han sucedido desde la fundación de Barcelona. Estos son algunos de los episodios más importantes de esta calle de 1,2 kilómetros.

1. En la època de los romanos, Barcino (nombre que le dieron a Barcelona) se encontraba entre dos rieras, la del Torrent de l’Olla (actual Via Laietana) y la Riera de Sant Miquel o de Collserola (hoy, La Rambla). Cuentan que de ahí viene el nombre, ya que rambla significa “torrente o riera por donde baja el agua cuando llueve”. Pastores, payeses y viajeros la usaban como zona de paso cuando se secaba. Por eso también se cuenta que el origen del nombre procediera de la palabra inglesa ramble, que significa pasear.

2. En el siglo XV se llevó a cabo la construcción de la muralla del Raval. Como consecuencia, las aguas de la riera fueron desviadas y ese espacio se usó como zona de ocio y deporte. Es aquí cuando nace La Rambla como paseo, concretamente en 1440.

Los comienzos de La Rambla

3. Pronto se convirtió en un punto concurrido de Barcelona, ya que por aquí no pasaban los carros de transporte y se podía caminar. Además, en el Pla de La Boqueria se celebraban ejecuciones públicas, lo que atraía a la población. Por otro lado, entre los siglos XV y XVII, el núcleo urbano de la ciudad estaba saturado. Tanto que diversas órdenes religiosas (capuchinos, jesuitas, carmelitas)  instalaron sus conventos en La Rambla. También se construyeron varios edificios señoriales, como el Palau de la Virreina (1778) o el Palau Moja (1784). Durante ese tiempo, se convirtió en un punto concurrido para rezar, comerciar, vivir, instalar  huertos y, simplemente, pasear Rambla arriba, Rambla abajo.

Mosaico de Joan Miró en el pla de La Boqueria..

 

Revueltas anticlericales

4. El 25 de julio de 1835 ocurrieron una serie de hechos que cambiaron drásticamente el paisaje de La Rambla. El país se encontraba en una guerra civil entre liberales y carlistas y se tenía muy mal concepto de la Iglesia por apoyar a los segundos. Las clases populares y la burguesía acusaban al clero de acaparar los (escasos) recursos económicos del la nación, de envenenar el agua y de provocar la gran epidemia de cólera de 1834. Ese día se organizó una manifestación espontánea que se zanjó con la quema de decenas de conventos y el asesinato de varios curas y monjes.

5. La revuelta dio pie a la aprobación de la desamortización de Mendizábal en 1836. La expropiación de bienes eclesiásticos liberó mucho espacio urbano. Por esta razón, donde antes hubo conventos, se iniciaron las obras de La Boqueria, el Liceu y la Plaça Reial.

6. A partir de 1859 se empiezan a plantar los plátanos que dan sombra al paseo y un año después, se inauguró la Fuente de Canaletas. En ese mismo siglo se inició la venta de flores en La Rambla.

rambla de los capuchinos liceu
El Gran Teatre del Liceu, en La Rambla, Barcelona.

 

Historia de La Rambla: siglos XIX y XX

7. En 1888 se celebra en Barcelona la Exposición Universal, lo que lleva a la construcción del Monumento a Colón al final de la Rambla Santa Mónica. Hoy, es uno de los miradores más icónicos de la ciudad.

8. Entre el siglo XIX y principios del XX La Rambla se convierte en el paseo favorito de artistas, genios y personajes ilustres de la época. Antoni Gaudí, por ejemplo, diseñó para el paseo las farolas de la Plaça Reial (1879) o el Palau Güell (1890); Federico García Lorca inspiró su obra Doña Rosita la soltera y el lenguaje de las flores en las floristas del paseo y a Salvador Dalí le encantaba dejarse ver por ahí.

9. El 17 de agosto de 2017 se produce el ataque terrorista en Las Ramblas, causando un gran conmoción. Al día siguiente el mosaico de Joan Miró apareció repleto de mensajes de apoyo a las víctimas, aplaudiendo la excelente actitud que los vecinos y comerciantes de la zona mostraron ese día. Ese día se demostró que Barcelona es una ciudad fuerte que no tiene miedo de nada.

historia de la rambla.
Puesto de flores en La Rambla

 

10. Hoy, se calcula que más de 70 millones de personas pasan cada año por La Rambla. Eso lo convierte en la calle más concurrida de Barcelona y, posiblemente, de Europa.