El Ayuntamiento de Barcelona lanza una aplicación móvil para prevenir los acosos sexuales en el espacio público.

Según los últimos registros, el 56,69 % de las violaciones y el 55,52% de los tocamientos sexuales con violencia que se producen en Barcelona ocurren en el espacio público. Para localizar y prevenir las zonas más conflictivas de la ciudad, el Ayuntamiento ha lanzado la app BCN Antimasclista, que ya puede descargarse desde cualquier dispositivo.

BCN Antimasclista permitirá mejorar la prevención y atención de las agresiones y violaciones en la calle, así como sensibilizar a la ciudadanía e introducir cambios y medidas de seguridad en el espacio público para luchar contra la violencia machista.

La app dispone de geolocalización, lo que significa que se obtendrá información real sobre dónde, cuándo y en qué condiciones se producen los ataques. La recopilación de estos datos permitirá dibujar un mapa de los puntos más conflictivos, los tipos de acosos y agresiones, franjas horarias críticas o las edades de las víctimas.

bcn antimasclista
Campaña antimachista del Ayuntamiento de Barcelona.

Cómo informar de una agresión o acoso

Cuando se produce una agresión, la aplicación cuenta con un cuestionario con siete preguntas a contestar. Estas son:

  • Día y hora en que la víctima ha sido agredida.
  • Si ibas sola o acompañada
  • Dirección para la geolocalización-esta opción es voluntaria.
  • Tipo de espacio (transporte, sala de fiesta, centros públicos, domicilio otros, escala vecinos, espacio público como calle) y percepción del mismo: poco iluminación, con obstáculos por el paso, sin visibilidad, demasiada gente, poca gente, mal comunicado, etc.
  • Número y sexo de los atacantes.
  • Qué ha pasado: violación, tocamientos, gestos sexuales ofensivos, comentarios ofensivos, exhibicionismo, agresión física, si han drogado a la víctima o se ha insistido para que mantenga relaciones sexuales sin consentimiento.
  • Grado de afectación: de nada a mucho.

Desde BCN Antimasclista también se puede llamar directamente al 112, aunque su función de momento no es intervenir en casos de urgencia, sino dar a conocer lo que pasa en la ciudad en cuanto a acosos y agresiones machistas.

Varias salas, discotecas, eventos y recintos de Barcelona han empezado a aplicar el Protocolo No callamos contra las agresiones y acosos sexuales en el espacio público. Este incluye formaciones para detectar estos casos o eliminar promociones como “las chicas entran gratis” o “pagan menos por la bebida”.