Un referente arquitectónico para lo bueno…y lo malo. Aquí algunas construcciones polémicas en Barcelona que han hecho que más de una persona se lleve las manos a la cabeza.

Si Barcelona es una ciudad reconocida a nivel mundial es, en gran parte, por su arquitectura. Basta un paseo por Passeig de Gràcia, Las Ramblas o la zona olímpica para dar fe de su riqueza urbanística: casas señoriales, modernismo aquí y allá, art nouveau, estructuras futuristas… Sin embargo, no todos sus edificios o esculturas han sido bien recibidos.  Algunos se han revalorizado con los años pero otras siguen dando más de un quebradero de cabeza. Aquí algunas.

Gato de Botero

Un minino con obesidad mórbida en plena Rambla del Raval tenía que dar que hablar. El pobre animal estuvo dieciséis años buscando un lugar en el que quedarse. Se cansaron de él tanto en la Ciutadella, como en el estadio Olímpico Lluís Companys y la plaza de Blanquerna. Desde 2003 descansa en la zona más animada del Raval, aunque es habitual que le pintarrajeen la cara, sus partes nobles o intenten robarle un bigote.

puente de diciembre en barcelona
El Gato de Botero en el Raval.

 

Torre Agbar

Su verdadero nombre es Torre Glòries en referencia a la plaza sobre la que se levanta. Sin embargo, se la conoce como Torre Agbar por albergar durante años la sede de Aguas de Barcelona (Agbar). Se inauguró en 2005 y aunque sus diseñadores insistieran en su forma de gota de agua, las mentes más calenturientas veían otra cosa. Las críticas no llegaron únicamente por su forma de supositorio. La estructura interior hacía que las oficinas no fueran muy prácticas y Agbar abandonó el rascacielos. Varias cadenas hoteleras se interesaron en el edificio pero los proyectos no salieron adelante. Así hasta que, recientemente, Facebook anunciaba que instalaría en la Torre Agbar sus oficinas para combatir las fake news.

construcciones polémicas de barcelona
La Torre Glòries en Barcelona.

 

Els Mistos

Construidas en 1982, estas cerillas gigantes se han convertido, para bien o para mal, en un símbolo del distrito de Horta-Guinardó. Vecinos y vecinas de la zona se dividen entre amar la escultura o quejarse de lo fea que es cada vez que la ven. Juzga por tu cuenta.

esculturas de Barcelona
Las Cerillas.

 

Sagrada Familia

¿Cómo? ¿Que la gran obra de Antoni Gaudí está en la lista de construcciones polémicas de Barcelona? Vaya que sí. Para empezar, si todo sale según lo previsto y las obras finalizan en 2026,  se habrá tardado 144 en terminarla. Casi nada ¿verdad?. Esto no es una anomalía, recuerda que la Catedral de Barcelona se construyó entre los siglos XI y XIX. Para continuar, desde que se colocó la primera piedra en 1882 ha carecido de licencia de obras.

Tampoco podría decirse que es, al 100%,  una obra de Gaudí. Es cierto que el arquitecto estuvo trabajando en ella durante treinta años, incluso llegó a mendigar cuando los trabajos se pararon por falta de fondos. No obstante, los anarquistas de la FAI quemaron el taller en el que guardaba los planos originales durante la Guerra Civil y Gaudí murió diez años antes del conflicto. Es decir, todo lo que ha venido después han sido aproximaciones a lo que el arquitecto imaginó. Una de las ideas más aproximadas de cómo debía ser el templo la encontramos en la Cripta de la Colonia Güell, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

barcelona in a weekend
La Sagrada Familia no es una obra de Gaudí al 100%.

 

Fórum de las Culturas

En 2004 se organizó en Barcelona la primera edición del Fórum Universal de las Culturas, un macro evento de tres meses que tenía como objetivo la defensa de la paz, el desarrollo sostenible y la promoción de la diversidad cultural. Avalado por la UNESCO, durante 141 días la capital catalana fue sede del Festival del Mar, conferencias y congresos. Aún se recuerda al alcalde Pasqual Maragall bailando samba con Carlinhos Brown. El Fórum fue controvertido, ya que la organización costó la friolera de 3.240 millones de euros (240 millones el recinto), tuvo un fuerte impacto medioambiental, el precio de las entradas era muy elevado y se sospechaba de ciertos intereses especulativos. Hoy, es la sede de festivales de música como el Primavera Sound o el Cruïlla o eventos deportivos como el Imagine Extreme.

construcciones polémicas.
Vista aérea del Parc del Fórum en Barcelona.

 

Torre Mare Nostrum

Se inauguró en la Villa Olímpica en 2006 tras la muerte del arquitecto que la diseñó, Enric Miralles. Es la sede de Gas Natural y por si tenías dudas sobre su forma, es de martillo. En 2007 la empresa tuvo que desalojar el inmueble porque 150 trabajadores desarrollaron una anomalía en la piel. Al parecer, la electricidad estática de las mesas les provocó la aparición de hendiduras en los muslos. Aunque se tomaron medidas, médicos y personas expertas en arquitectura lo califican de un edificio enfermo.

construcciones polémicas.
Torre Mare Nostrum, sede de Gas Natural.

 

Puente de Bac de Roda

No podemos hablar de construcciones polémicas sin mencionar al Comic Sans de la arquitectura, el mismísimo Santiago Calatrava. Precisamente este puente, construido con motivo de las Olimpiadas del 92, fue el que le dio fama mundial. A nivel estético es impresionante, lo suficiente para que ganase el Premio FAD de Arquitectura en 1987. Sin embargo, es muy resbaladizo, problema que se ha repetido en otras obras, como el puente Zubizuri en Bilbao o el Assut d’Or, en Valencia.

construcciones polémicas de barcelona
Puente de Bac de Roda en Barcelona.