El empresario estadounidense lanza una oferta para comprar la Torre Agbar por 150 millones de euros.

La Torre Agbar de Barcelona es un elemento turístico más de la ciudad. Tanto, que es una parada más en las rutas turísticas y luce y reluce en miles de cuentas de Instagram. Ocuparla se ha convertido en una cuestión de poder, de lucha entre empresas e instituciones por ver quién la tiene más grande (la cartera, claro). El último en entrar en el tablero ha sido Warren Buffet, que quiere comprar este icónico edificio por 150 millones de euros a través de la empresa de inversiones Berkshire Hathaway.

torre agbar
Plaza de Glòries y la Torre Agbar | Bruno Alecanstro

 

Así lo ha confirmado la propia Berkshire Hathaway, de la que Buffet es consejero delegado, a la Agencia EFE.  La compra se realizaría entre esta empresa y Proto Group, consultora asociada en Barcelona. La oferta se formalizará ante notario en los próximos días. Recientemente, la propia Berkshire Hathaway ha anunciado inversiones inmobiliarias de 35 millones de euros en España con la apertura de 150 agencias inmobiliarias. La compra de la Torre Agbar puede ser el primer paso para la expansión de Buffet en el país, avance que ya ha comenzado en Grecia y Sudamérica.

¿Quién habita la Torre?

La Torre Agbar es una de las construcciones más polémicas de Barcelona. Aunque los organismos insistan en su nueva nomenclatura-Torre Glòries-la ciudadanía sigue viéndola como la antigua sede de Aguas de Barcelona. Como se ha dicho, la última década ha sido una lucha constante por ocuparla, sin éxito. Varias cadenas hoteleras se han interesado por ella, el anterior gobierno del PP la propuso que albergara la Sede Europea de Medicamentos y el Ayuntamiento de Barcelona impulsó que Facebook instalara ahí sus oficinas para combatir las fake news. Si la compra de Buffet se confirma, la lucha por ver quién se queda con el rascacielos más característico de la ciudad tocará a su fin.