Más de 12 millones de personas decidieron visitar Barcelona en 2017. Por algo será, ¿no crees?

Barcelona es una de las ciudades con más turistas de Europa. De hecho, la provincia recibió 12,7 millones de visitantes en 2017. Es indudable que la ciudad tiene una magia especial. No solo por Gaudí, también por la cantidad de artistas e historias que han tenido lugar en sus muros. Existen miles de razones para visitar Barcelona y las hemos resumido en esta lista ¿Falta alguna?

1. Tiene un Tarannà único: esta palabra en catalán significa personalidad, carácter. Y Barcelona tiene mucha. Si Peret cantaba eso de que tiene poder, por algo será.

2. El clima: las temperaturas son suaves en verano e invierno. La humedad, no tanto. Aunque los meses más calientes son de junio a agosto, lo mejor para conocer la ciudad sin conservantes ni colorantes es el resto del año.

3. La gastronomía: si sabes dónde ir se come de maravilla, aunque a veces pica el bolsillo. Entre nuestras recomendaciones están el Rambla Café, que trabaja con productos frescos de Km-0, el Vi Negre (50% de descuento), el increíble sushi del Matsuri (reserva) o el Antigua (50% de descuento).

rambla cafe
Rambla Café.

 

4. Las playas: si no puedes salir de Barcelona Rodalies y al  Maresme, mejor que pases de la Barceloneta y sus mojitos envenenados o Bogatell. Si no, hay muchos destinos a una hora de la ciudad que son una maravilla, como Cadaqués, Empùries, Tossa de Mar o Sitges.

5. Y la montaña: porque también puedes desconectar de la contaminación y el estrés de la ciudad sin salir de la misma. La opción fácil es perderse por Montjuïc y recorrer sus parques hasta llegar al Castell, con la mejor vista 360º sobre la ciudad.

6. A menos de una hora hay otras joyas no tan conocidas que merecen la pena; como la Colònia Güell y la Cripta Gaudídeclarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2005; Cardona-con su castillo medieval y la gran mina de sal; el Monasterio de Montserrat, los campos de lavanda de L’Empordá.

getaways near barcelona.
Cripta Gaudí de la Colònia Güell, patrimonio de la Humanidad.

 

7. La Cultura popular: la cual puedes disfrutar cada vez que se celebra una fiesta mayor (la próxima es la del Roser). Durante estas celebraciones las calles se llenan de pasacalles comandados por diables, gegants, bestias y cabezudos. El fuego siempre tiene cabida en este jolgorio, ya sea en forma de fuegos artificiales o correfocs.

8. Cientos de eventos culturales: todos los días pasa algo en Barcelona: espectáculos, conciertos, festivales, encuentros artísticos y/o literarios… No hay más que salir a la calle para tropezarte con algo nuevo que contar.

9. Buena música: de aquí han salido artistas como Love of Lesbian, Ojos de brujo, Els Amics de les Arts o Dr. Calypso. La música es una buena forma de adentrarse en una cultura, de entender su forma de ver. Por eso, si tienes tiempo o vas a pasar una larga temporada por aquí, prueba a escuchar a artistas con origen en Barcelona y/o que canten en catalán.

barcelona en primavera
Primavera al Raval | Fuente: Primavera Sound.

 

10. Modernismo: sí, vale, está La Pedrera, la Casa Batlló, el Park Güell… Pero el genios de Reus no fue el único arquitecto de renombre. Están José Puig i Cadafalch (Casa Amatller, Casa del les Punxes, Palau del Barón de Cuadras), Juan Rubió, discípulo de Gaudí (puente del carrer del Bisbe, Ca l’Espinal y Ca l’Ordal en la Colònia Güell) o Lluís Domènech i Montaner (Hospital de San Pau, Palau de la Música, Castell dels Tres Dragons).

11. Se puede recorrer en bici, y patinete, monopatín, monociclo… Incluso caminando, ya que las distancias no son muy largas. Si utilizas cualquiera de los vehículos mencionados, recuerda cumplir la normativa de circulación y respetar a los peatones.

12. Es una ciudad para todos los gustos: para skaters, hipsters, hippies, rapers, sibaritas, foodies, culturetas, amantes de la lectura y el teatro, artistas, familias, personas de todas las edades… Es, sin duda, una ciudad acogedora.

visitar barcelona
Casas en El Raval.